De paseo por los paraísos naturales de Medellín

Medellín, la ciudad más innovadora del mundo (2014), con un consolidado sistema de transporte público y su afamada cultura metro, saca ahora a relucir su cara verde.

Dentro de la gran metrópoli y en sus alrededores es posible respirar aire puro y disfrutar de parajes naturales que le hacen honor al título que ostenta de ‘Ciudad de la eterna primavera’. Estos son algunos planes verdes para disfrutar.

Entre jardines y silletas

A 17 kilómetros de la ciudad está Santa Elena, corregimiento que históricamente ha sido la despensa verde de Medellín y donde se cultivan las flores que adornan el desfile de silleteros en la mundialmente reconocida Feria de Las flores.

El recorrido por la zona es una alternativa para darse una idea de la tradición silletera y para recorrer esta tierra rica en flora y fauna.

Llegar a Santa Elena es un espectáculo en el que el verde profundo de las montañas da paso a las parcelas, cuadrados perfectos que encierran el colorido de flores, verduras y hortalizas que cultivan los labriegos de la región. En agosto de cada año, la capital antioqueña es, durante diez días, la capital mundial de las flores, con un desfile con más de 500 campesinos silleteros.

Justamente, para dar a conocer el trabajo y la dedicación que hay detrás de esta tradición, se crearon los recorridos agroturísticos por las fincas silleteras de Santa Elena. Una de ellas es la finca El Pensamiento, de José Ángel Zapata, quien lleva más de 30 años en el oficio y es ganador de seis premios en la Feria de la Flores.

La mejor época para ir a estas fincas –recomienda el hombre– es dos o tres meses antes del evento (entre mayo y junio), pues es cuando comienza el proceso de preparación de la silleta y las praderas son un tapete colorido de flores.

José Ángel es el anfitrión y el guía en su propia finca, ubicada en la vereda Barro Blanco. La visita puede durar entre una y dos horas. La experiencia comienza caminando por el terreno de 6.400 metros cuadrados, donde están sembradas más de 40 variedades de flores.

“Yo quise conservar toda esta tradición, que heredé de mis abuelos; ellos llevaban las flores desde aquí y las vendían en Medellín”, comenta el hombre ante un grupo de viajeros. Es por eso que en el recorrido, tanto en las materas de su casa como en la huerta, se encuentran petunias, begonias, anturios, dalias y pensamientos.

Y explica: para una silleta monumental, que es la categoría en que él participa, son necesarios 25 ramilletes de flores y mínimo 30 variedades. En una rápida demostración a los asistentes, se puede ver el armado de una silleta pequeña, con la que desfilan los niños.

El recorrido no podría estar completo sin pasar por la experiencia de cargar una silleta, que puede llegar a pesar entre 100 y 120 kilos. Sin embargo, para los visitantes la demostración se hace con un modelo infantil.

El Parque Arví

En el mercado del parque Arví se ofrecen artesanías elaboradas en la región. Fotos: Bureau Medellín.

El recorrido de llegada al Parque Arví, desde Medellín, es el tránsito perfecto entre el dinamismo de la urbe y la tranquilidad de los paisajes naturales que la rodean. El ruido citadino va quedando lejos para dar paso a la imponencia de un bosque donde solo se escucha el sonido del viento que se cuela entre los árboles.

Un plan ideal para aquellos que buscan escapar un rato de la cotidianidad de la ciudad, relajarse, ejercitarse o pasear con la familia o los amigos, sin tener que ir muy lejos. Son 1.761 hectáreas a las que se llega desde distintos puntos, pero el de más fácil acceso para los viajeros es el que va desde el Metrocable por la línea L del Metro.

Son 20 minutos desde la estación Santo Domingo del Metrocable hasta el parque ecoturístico. Los ladrillos de las comunas desaparecen para dar paso al verde de los pinos y demás árboles que anuncian la llegada a este espacio, donde predomina el bosque de niebla. Se deja atrás el clima de la ‘eterna primavera’ para llegar a un lugar donde la temperatura oscila entre 12 y 17 grados centígrados.

Cerro Nutibara

Llegar hasta su cima es la mejor forma de contemplar especies de aves endémicas y migratorias. Es un mirador natural.

No olvides visitarlo

Acuario de Explora

El acuario del Parque Explora alberga cerca de 4.000 peces de 400 especies.

Es el espacio más emblemático del parque Explora, con cerca de 4.000 individuos de 400 especies. Allí se conjuga la diversidad de la fauna de los ríos de nuestro país a través de las diversas especies de peces de agua dulce y salada.

Jardín Botánico

El Jardín Botánico se destaca por este moderno edificio de cristal. Está rodeado de amplias zonas verdes, ideales para descansar.

El Jardín Botánico Joaquín Antonio Uribe, en el centro, es refugio para más de mil especies de flora y fauna. La entrada para recorrer los senderos es gratuita y en su centro hay una muestra de orquídeas donde se realizan actividades culturales.

CAMILO ANDRÉS CALDERÓN

Enviado especial de EL TIEMPO

Invitación del Bureau de Medellín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *